El Somme IV: del estancamiento a un nuevo monstruo.

  Mientras que en el sector norte del frente del Somme los aliados conseguían hacer unos pequeños avances a un coste enorme en Pozières y Fromelles, en el sector central apenas se habían producido cambios desde mediados de julio. La línea de frente se encontraba delante de las localidades de Guillemont y Ginchy, en manos alemanas. Ambas posiciones dominaban el sector que comprendía el bosque Alto y el bosque de Delville. Este último, que había sido ocupado por la división sudafricana a mediados de julio, sufrió una serie de contraataques alemanes con los que consiguieron recuperar los sectores del norte y este del bosque. Si los británicos querían avanzar en este sector, ambas localidades debían ser atacadas y ocupadas.

  El 8 de agosto las fuerzas británicas lanzaron un repentino ataque sobre Guillemont, el cual apenas había sido planeado y no contó con una debida preparación de artillería. En cuanto los hombres salieron de sus trincheras la artillería alemana les castigó muy duramente en tierra de nadie, junto con un incesante fuego de ametralladoras. Muchos hombres apenas habían conseguido avanzar unos 25 metros antes de ser alcanzados.

  Mientras tanto, más hacia el sur, unidades británicas y francesas atacaban a los alemanes intentando alcanzar aun los objetivos que les habían sido fijados para el 1 de julio, las localidades de Péronne y Bapaume.

Guillemont y Ginchy

  Una vez que los franceses aseguraran su flanco derecho, Haig podría llevar a cabo su plan de ocupar la vital cadena de colinas que iban desde Pozières a la Morval. Para llevar a cabo tal penetración en el sector central, Haig tenía previsto hacer uso de la nueva arma, el tanque, pero el 11 de agosto le informaron de que estos aun no estarían listos para entrar en acción hasta al menos el 1 de septiembre. De nuevo la atención se centró en Guillemont y Ginchy, vitales para proseguir hacia la Morval.

775px-worldwari_map13_largerview
Frente del Somme.

  El 12 de agosto el 6º batallón de la Infantería Ligera de Somerset fue enviado al bosque de Delville para expulsar a los alemanes de los sectores que ocupaban. Al día siguiente fueron relevados, pero el 18 de agosto fueron enviados de nuevo al bosque. A las 6 en punto de la mañana del día siguiente la artillería británica comenzó a bombardear las posiciones alemanas en el sector, y a las 14:45 los hombres de Somerset salieron de sus posiciones y entraron en las trincheras alemanas, donde la lucha se produjo cuerpo a cuerpo. Al final del día la mayoría de las posiciones enemigas en el bosque habían sido ocupadas.

  Durante la semana siguiente alemanes y británicos mantuvieron un constante ir y venir en el interior del bosque, con contraataques superfluos por parte de uno y otro bando. El 31 de agosto los alemanes lanzaron una fuerte contraofensiva, que, si bien consiguió avanzar varios centenares de metros en el interior del bosque, finalmente fue detenida por las ametralladoras y la potente artillería británica. Los alemanes del bosque, sin recibir el apoyo necesario, tuvieron que replegarse. Prácticamente la totalidad de las posiciones de Delville quedaron en manos británicas.

somme_area_from_longueval_to_combles_1916
Sector entre Longueval y Combles.

  A finales de agosto Rumania le declaró la guerra a las potencias centrales. Tanto Alemania como Austria-Hungría se vieron obligados a destinar parte de sus reservas a este nuevo frente en los Balcanes, preparando un gran ataque para el 3 de septiembre. Rumania y la Entente habían llegado a una serie de acuerdos por los que Rumania recibiría todo tipo de ayuda militar si entraba en la guerra. Por este motivo, el mismo día que los ejércitos imperiales atacaban Rumania, británicos y franceses lanzaron una potente ofensiva en el sector del Somme. Los franceses atacaron con extrema dureza a los alemanes en Cléry, barriendo a la 1ª División de Guardias. El IV Ejército del general Rawlinson por su parte terminó de ocupar todas las posiciones del norte y este del bosque de Delville, y lanzaron su definitivo asalto sobre Guillemont.

  El ataque fue encabezado por la 5ª División británica cerca de las 9 de la mañana del 3 de septiembre. Los alemanes mostraron una gran tenacidad y vendieron caras sus posiciones. Pero pasado el mediodía británicos y franceses, apoyando desde el flanco derecho, habían conseguido ocupar la segunda línea de trincheras en varios sectores, e incluso se había avanzado exitosamente hacia la carretera que unía Guillemont con Ginchy, el próximo objetivo británico. A las 5:30 de la tarde los alemanes lanzaron una serie de duros contraataques con el fin de expulsar a los británicos de la carretera, pero fueron rechazados.

800px-daily_mail_postcard_-the_high_street_of_guillemont
La calle principal de Guillemont.

  El 4 de septiembre continuaron los ataques en diversos sectores de Guillemont, como Wedge Wood, Valley Trench, o la granja Falfemont. El 6 de septiembre dos batallones alemanes de fusileros del Regimiento 73 lanzaron una contraofensiva sobre Leuze Wood que fue detenida por la artillería británica. Aunque los alemanes aun mantenían pequeñas posiciones en el sector, el 6 de septiembre Guillemont se declaró rendida. Se concedieron tres Cruces Victoria por la captura de Guillemont, al teniente John Holland, al sargento David Jones, y al soldado Thomas Hughes.

  A pesar de los éxitos conseguidos durante la ofensiva del 3 de septiembre, dos posiciones clave del centro de la batalla seguían en manos alemanas, el Bosque Alto y el Reducto de Schwaben, a pesar de haber sido atacados con la misma contundencia que en Guillemont.

troops_advance_battle_of_ginchy_09-09-1916_iwm_q_1302
Tropas avanzando hacia Ginchy.

  El 9 de septiembre, la 16ª División Irlandesa conseguía capturar el pueblo de Ginchy, al noreste de Guillemont, con el apoyo de la artillería francesa. El pueblo era clave para asegurar la línea británica y permitir más adelante lanzar una ofensiva sobre la tercera línea de trincheras alemanas. Durante la noche los alemanes lanzaron un serio contraataque que fracasó debido a la desorientación de varias unidades debido a la oscuridad. Los irlandeses sufrieron durante 24 horas de combate un total de 4.330 bajas, casi la mitad de la división, por lo que fueron relevados al día siguiente.

  Al éxito de Guillemont y Ginchy debe sumarse el posterior avance de los franceses cerca de Combles, asegurando de esta manera el flanco derecho británico. En el flanco izquierdo, las divisiones canadienses se habían ocupado desde principios de septiembre de ir reforzando las posiciones cerca de Contalmaison. Haig se aseguraba así sus dos flancos para lanzar la que debía ser la definitiva ofensiva en el centro.

Monstruos de acero

  Esta nueva ofensiva se planeó para el 15 de septiembre, y en ella se haría uso por primera vez en la historia militar de un nuevo tipo de arma, cuyo nombre en clave era “tanque”. Aunque Haig tenía pensado haber lanzado dicha ofensiva a finales de agosto, se le informó que los tanques no estarían disponibles para su uso hasta mediados de septiembre. Se enviaron un total de cuarenta y tres tanques tipo Mark I. Muchos de ellos se montaron cerca del frente mismo, en el bosque de Trones, y fueron repartidos a lo largo del frente del Somme. Eran vehículos extremadamente lentos (alcanzaban un máximo de 4,5 km/h) y armados con dos cañones Hotchkiss de 6 libras y de dos a cuatro ametralladoras.

the_battle_of_the_somme_july-november_1916_q5576
Cuatro tanques Mark I repostando combustible.

  La ofensiva, conocida como la batalla de Flers-Courcelette, sería la tercera gran ofensiva que se realizaría en el Somme, y debería ser, al igual que las anteriores, la ofensiva definitiva para derrotar a los alemanes. Tenía como objetivo romper la principal línea defensiva alemana que se extendía entre las poblaciones de Flers y de Courcelette, en un frente de 5,6 km. Era un plan extremadamente ambicioso. En el flanco derecho, el XIV cuerpo del IV Ejército de Rawlinson debía atacar las laderas de las tierras altas que se encontraban al noroeste de Combles, en un avance de casi 1 km de profundidad. El XV cuerpo debía capturar las posiciones defensivas de Flers, mientras que el III cuerpo atacaría las posiciones defensivas entre Flers y Martinpuich. Una vez capturadas estas posiciones, el XIV y el XV cuerpos debían lanzarse más allá de la tercera línea alemana en Morval, Lesboeufs y Gueudecourt. Haig ordenó a Rawlinson que los tanques fueran integrados en los planes de ataque del IV Ejército.

  La ofensiva comenzó en la madrugada del día 15. Del total de los tanques disponibles, solo cerca de la mitad tomaron parte en el ataque. Los primeros avances se realizaron en el flanco derecho, sobre el bosque de Leuze, al noroeste de la localidad de Combles. El 5º Batallón, junto con varios tanques, rompieron las líneas alemanas en el sector, profundizando un kilómetro y medio. Aunque el avance inicial de los tanques resultó problemático (varios de ellos se averiaron nada más arrancar), y su capacidad de maniobra y de ataque eran bastante limitados, consiguieron causar un gran impacto psicológico en los alemanes, que veían como sus ametralladoras resultaban ineficaces sobre los tanques y los soldados que avanzaban protegiéndose tras ellos.

troops_with_tank_flers-courcelette_1916_iwm_q_5578-d17-y-41-division
El tanque D-17 y soldados de la 41ª Division en Flers.

  A las 8:40 de la mañana, unidades de la 41ª División y de la División Neozelandesa entraban en Flers apoyados por 3 tanques. Flers era uno de los objetivos principales de la ofensiva y fue tomada en pocas horas, pero con un coste elevadísimo de bajas. A pesar de este éxito inicial Haig no se mostraba satisfecho, y exhortaba a Rawlinson para que prosiguiera el avance más allá de Flers, en dirección a Lesboeufs y Gueudecourt, pero este le contestó que a pesar de encontrarse a unos pocos centenares de metros de esos objetivos “frente a ellos había una línea fortificada con una sólida alambrada”. Durante la tarde se envió al 2º Batallón de la Guardia Irlandesa para que atacara las afuera de Lesboeufs. De los casi mil hombres del batallón, poco más de 150 acabaron ilesos al finalizar el día.

british_advances_during_the_battle_of_flers-courcelette_15-22_september_1916
Avances durante la batalla de Flers-Courcelette.

  En el centro de la línea se encontraban las posiciones alemanas del Bosque Alto, que ya habían sido testigo de duros combates a lo largo de toda la batalla. Por la mañana la 47ª División de Londres, sin poder contar con el apoyo de los tanques en el bosque, fue repelida por una dura defensa de la 4ª División Bávara, pero durante la tarde, un renovado ataque británico expulsó a los bávaros de sus posiciones.

  En el flanco izquierdo, a las 15:00, la 2ª División Canadiense empezaba su ataque sobre Courcelette. Tras unos intensísimos combates apoyados por tanques, los canadienses lograron expulsar a los defensores. Se concedió la Cruz Victoria al soldado canadiense John Chipman Kerr, por haber realizado una carga contra una trinchera enemiga y haber capturado a un total de 62 prisioneros alemanes.

british_mark_i_male_tank_somme_25_september_1916
Tanque Mark I cerca de Thiepval.

  Aunque del total de tanques dispuestos para la batalla el 15 de septiembre, unos cuantos se averiaron al comenzar la batalla, otros tantos fueron alcanzados por la artillería alemana, y algunos se quedaron detenidos en sectores de la tierra de nadie, el impacto que tuvieron en la batalla fue crucial. En cuestión de horas habían contribuido a realizar el que sin duda era el mayor avance en el sector desde que la ofensiva comenzó el 1 de julio. Se conquistaron varios pueblos fuertemente fortificados como Flers o Courcelette, y se logró un avance en profundidad de casi de 2 km a lo largo de un frente de unos 9. Impresionado por el resultado, Haig solicitó al Ministerio de Guerra mil tanques más de un modelo mejorado.

  Los combates y contraataques se prolongaron durante una semana más. El 25 de septiembre se lanzó de nuevo un gran ataque por parte del XIV Cuerpo sobre las localidades de Lesboeufs y Morval. Apoyados por tanques, aviones y artillería, las divisiones 5ª y 6ª tomaron Morval. En Lesboeufs el apoyo de la artillería fue ineficaz, y los soldados de la División de la Guardia se vieron obligados a librar una lucha encarnizada. Al acabar el día los británicos habían conseguido avanzar unos 500 metros más allá de ambas localidades.

british_infantry_morval_25_september_1916
Soldados avanzando hacia Morval el 25 de septiembre.

  Al día siguiente el general Gough lanzó cuatro de las divisiones del ejercito de reserva sobre el flanco izquierdo para capturar Thiepval, uno de los objetivos del 1 de julio. Apoyados por 13 tanques, los soldados canadienses y británicos consiguieron expulsar a los defensores alemanes. Tres meses después, los británicos conseguían tomar uno de los objetivos vitales que había sido fijado para el primer día de la batalla.

Bibliografía:

  • Gilbert, Martin: La batalla del Somme. La batalla más sangrienta de la Primera Guerra Mundia. Ariel. Barcelona 2009.
  • Livesey, Anthony: Grandes Batallas de la I Guerra Mundial. Editorial Optima, Madrid 1995.
  • Middlebrook, Martin . The First Day on the Somme. Penguin Books. London, 1971.
  • Parker, Geoffrey: Historia de la guerra. Akal, Madrid, 2010.
Anuncios