Galípoli IV: Estancamiento

  Tras los infructuosos desembarcos del día 25, en los que las unidades británicas y del Anzac quedaron en una situación muy precaria, sujetándose a unas pocas cabezas de playa, el objetivo era el de intentar avanzar hacia el interior y ampliar lo que su pudiera aquellas cabezas de playa en donde los aliados habían conseguido una mayor ventaja.

  Durante la noche varios batallones turcos realizaron una serie de contraofensivas sobre algunos puntos del Cabo Helles, especialmente sobre el sector de la playas Y y V, y en Kum Kale, donde las unidades francesas habían desembarcado sin encontrar mucha oposición. Al amanecer del día 26, el mando británico decidió retirar a las unidades que habían desembarcado en Y, a pesar de que algunas patrullas se habían aproximado a Krithia y al objetivo principal, Achi Baba. Se reforzó a las tropas que se encontraban en V, las cuales, al igual que los turcos, se encontraban agotadas tras los duros combates del día anterior. Esa misma tarde las unidades francesas de Kum Kale también tuvieron que replegarse.

Saliendo de las playas.

Cape_Helles_landing_map
Avances en Helles hasta el 27 de abril.

  Pero no todo eran malas noticias; mientras que el sector central de Cabo Helles, las playas X y W se mantenían tranquilos, en el sector V, gracias a los refuerzos recibidos, el 2º Batallón del Hampshire Regiment consiguió entrar en Sedd el-Bahr y expulsar a los defensores turcos tras duros enfrentamientos casa por casa. Su siguiente objetivo era el de ocupar la cota 141, pero fueron inicialmente frenados por un potente fuego de fusilería. En la izquierda de la playa, los restos de los Royal Dublin y Royal Munster Fusiliers habían ocupado el antiguo fuerte pero fueron frenados por las defensas turcas en Guedzji Baba. El coronel Charles Doughty-Wylie se puso al frente de ambos batallones y consiguieron expulsar a los turcos de la colina, uniendo por fin la playa V con el resto de cabezas de playa en Helles. El coronel murió durante el combate y le fue concedida la Cruz Victoria a título póstumo.

  Tras estos pequeños logros, una cosa quedó clara para el alto mando: todas las opciones de conseguir un avance en Galípoli debían recaer en las unidades que se encontraban en Helles, pues las unidades Anzac se encontraban dispersas a lo largo de una estrecha franja de terreno con los otomanos ocupando las alturas.

Charles_Doughty-Wylie_VC
Coronel Charles Doughty-Wylie.

  El mismo día 26, por la tarde, nuevos regimientos otomanos provenientes de las costa asiática llegaron a la península de Galípoli para reforzar las posiciones turcas, tanto en Sari Bair con en Helles. Mientras que en este último sector decidieron replegarse para formar una potente línea defensiva al sur de Krithia, en el norte Mustafá Kemal estaba decidido a expulsar a neozelandeses y australianos de sus playas.

  El 27, unos 15 batallones de la 19ª División y de la 5ª División a las órdenes de Kemal son lanzados sobre toda la línea Anzac. Aunque la idea del general otomano era atacar de manera simultánea todos los puntos defensivos aliados, por una serie de descoordinaciones, los asaltos se realizaron de manera escalonada y desorganizada, lo que permitió a australianos y neozelandeses mantener la línea, gracias especialmente al apoyo de los cañones de varios acorazados británicos, que ayudaron a mantener a raya los ataques turcos. Los combates más encarnizados se libraron en Russell’s Top, Baby 700 y Second Ridge. Durante la noche se llevaron a cabo nuevos ataques, pero el Anzac consiguió mantener sus líneas.

Las Batallas por Krithia.

422px-Aylmer_Hunter-Weston
General sir Aylmer Gould Hunter-Weston.

  Mientras los Anzac se defendían en el norte de los ataques de Kemal, en el Cabo Helles, el general al mando de la 29ª División, Sir Aylmer Gould Hunter-Weston, ordena un avance hacia el norte al comprobar que los defensores otomanos han retrasado sus posiciones hacia Achi Baba. Junto a las unidades británicas se encuentra ahora el 175º Regimiento frances, una de las primeras unidades francesas en desembarcar después de la retirada en Kum Kale. Los aliados avanzan casi 3 km y consiguen entablar contacto con los soldados del 2º del South Wales Borderers, estableciendo así para el día 27 una primera línea que iba desde el norte de la playa X hasta el norte de la bahía de Morto, donde se encontraba la playa S.

  Para el día siguiente el general Hunter-Weston tenía preparado un plan para atacar las líneas turcas y acercarse al objetivo de Achi Baba. Al suroeste de esta posición se encontraba la localidad de Krithia, el primer objetivo de la ofensiva que daría nombre a una sucesión de batallas que se producirían durante los días siguientes.

748px-MapHellesWarZoneGallipoli1915
Batallas por Krithia.

  El plan de Hunter-Weston era lanzar a sus unidades de la 29º División, que apenas habían podido descansar desde el día del desembarco, y los regimientos franceses traídos desde Kum Kale, en total unos 15 batallones, contra las líneas turcas tras un bombardeo previo. Después, los regimientos franceses deberían mantener sus posiciones en el flanco derecho, mientras que el resto de unidades británicas deberían pivotar apoyándose sobre el flanco derecho. En el flanco izquierdo la 87ª Brigada debía avanzar para tomar Krithia y las colinas al norte de Yazi Tepe y Sari Tepe, en la costa, estableciendo así una línea que fuera desde Sari Tepe hasta el norte de la bahía de Morto, lo que permitiría atacar Achi Baba desde el oeste y el sur. Los otomanos contaban en la zona con unos 12 batallones.

Primera de Krithia:

  A las 8.00 horas, tras un bombardeo previo, los regimientos de la 29ª División se lanzaron al ataque. En un primer momento las unidades avanzaron en orden y sin encontrar oposición, pero en cuanto llegaron a las primeras líneas otomanas todo el plan comenzó a desbaratarse. Los regimientos y brigadas comenzaran a perder la cohesión unos con otros y el avance se vio detenido en muchos sectores, mientras que en otros era muy escaso.

I. Weltkrieg 1914 - 1918 Orientalischer Kriegsschauplatz: Während der Kämpfe um die Dardanellen. Türkische Maschinengewehrstellung mit deutschen Offizieren. Die Türkei war im I. Weltkrieg Verbündeter der Mittelmächte (Deutschland und Österreich-Ungarn).
Ametralladores turcos. Foto de Bundesarchiv, Bild 183-S29571 / CC-BY-SA.

El mayor avance se consiguió en el flanco izquierdo, cuando dos batallones de la 87ª Brigada, el 1º Border Regiment y el 1º de los Royal Inniskilling Fusiliers avanzaron 800 metros hasta llegar a posiciones de la playa Y, pero pronto fueron detenidos por un nutrido fuego de fusilería. En el centro y la derecha la situación era peor, hacia el mediodía las unidades aliadas empezaron a retroceder hacia sus posiciones de partida, y la 86ª Brigada se vio obligada a intervenir para apoyarles. Al acabar el día los aliados habían regresado a sus puntos de partida salvo en el flanco izquierdo donde consiguieron algunos avances. Este ataque inútil costó a los aliados 2000 bajas británicas y 1000 francesas. Los defensores turcos también sufrieron un alto número de bajas.

  Los objetivos fijados por Hunter-Weston no se habían conseguido, es más, habían quedado muy lejos no solo de ocupar las colinas al norte de Krithia, sino de llegar hasta la misma localidad de Krithia. Hamilton, consciente de la necesidad de conseguir ocupar este sector para poder lanzar un ataque sobre las fuertes posiciones turcas en Achi Baba, ordena que sean desembarcados el resto de batallones de la Royal Naval División y la totalidad del Corps Expéditionnaire d’Orient. Por su parte los otomanos, debilitados por las bajas sufridas que les han dejado en una situación crítica, destinan nuevas unidades de la 7ª, 11ª y 15ª divisiones.

502px-Steeles_Post_at_Anzac_3_May_1915
Posiciones en la Cala Anzac.

  Tras la llegada de nuevos refuerzos, y con el sector del Anzac tranquilo, los otomanos optaron por lanzar un ataque en Helles para el 1 de mayo con la intención de romper las líneas aliadas y devolverles a las playas. El ataque fue frenado en todo el frente por una defensa tenaz de las unidades británicas y francesas, que tras una serie de ataques y contraataques consiguieron hacer retroceder a los turcos. Envalentonados por su gran defensa, los aliados lanzaron un nuevo ataque al día siguiente, consiguiendo avanzar solamente unos pocos metros.

La segunda de Krithia:

  Después de esta serie de ataques el frente se tranquilizó durante los días siguientes, salvo algunos pequeños ataques por parte de las fuerzas otomanas. La 29ª División aprovechó este tiempo para descansar y consolidar sus posiciones. Sir Ian Hamilton, conocedor de que los otomanos estaban trasladando tropas al sector de Helles debido a la situación de tranquilidad que se vivía en la playa del Anzac, decide lanzar una nueva ofensiva para capturar Achi Baba antes de que las defensas establecidas por los turcos se refuerzan y sean insuperables. Para ello, destina la totalidad de sus fuerzas disponibles, incluyendo dos brigadas del Anzac que son transferidas al sector de Helles.

Cartel de reclutamiento de la Royal Naval Division.
Cartel de reclutamiento de la Royal Naval Division.

  El plan, dispuesto para el día 6 de mayo, era bastante similar al de la primera batalla de Krithia: el ataque se dividió en 3 fases. En una primera fase, todas las unidades deberían avanzar una milla adelante, especialmente en el flanco derecho, donde los franceses deberían salir de sus posiciones en el norte de la bahía de Morto y ocupar la posición conocida como Kereves Spur (espolón de Kereves). Tras esto se acometería la segunda fase, en la que el resto de unidades británicas del centro y la izquierda deberían pivotar sobre la derecha para ocupar las posiciones de Gully y Fir Tree, y lanzarse luego a ocupar Krithia. La tercera y última fase sería la de atacar y conquistar Achi Baba.

  El ataque comenzó a las 11.00 horas del 6 de mayo, algo más tarde de lo programado. En la derecha los franceses fracasan en sus ataques, y el único logro del día es conseguido por la 88ª Brigada que consigue ocupar la posición de Fir Tree. Durante ese día no fue alcanzada ninguna posición de la línea defensiva otomana.

  Durante el 7 de mayo se siguió el mismo plan de ataque y se obtuvieron los mismos resultados: la 125ª Brigada y las unidades francesas no consiguen avanzar en el flanco derecho y sufren numerosas bajas.

800px-Battle_of_Gallipoli_-_Turkish_map_of_Cape_Helles_to_Krithia
Mapa turco del sector de Cabo Helles y Krithia.

  El 8 de mayo son enviadas las unidades de reserva del Anzac, que sustituyen a la 88ª Brigada en Fir Tree. Con 3 batallones de la 1ª Brigada Neozelandesa lanzan un nuevo ataque hacia Krithia, siendo frenados tras haber avanzado apenas 400 metros. A las 17:30, sir Ian Hamilton, que había desembarcado en Helles para observar la ofensiva, ordena un nuevo avance general en toda la línea. La 2ª Brigada australiana debía avanzar a través junto al flanco derecho de la brigada neozelandesa y ocupar Krithia, pero son frenados tras avanzar 500 metros sufriendo un gran número de bajas. A las 18.00 horas los franceses atacan de nuevo en el flanco derecho y logran avanzar unos pocos metros.

Estancamiento.

  Los aliados sufrieron unas 6000 bajas entre muertos y heridos en la segunda batalla por Krithia. Las bajas otomanos son desconocidas, aunque estas también debieron de ser altas. Los aliados no solo no consiguieron su objetivo principal de asaltar Achi Baba, sino que ni siquiera se aproximaron a la conquista de Krithia. Entre las dos batallas de Krithia sufrieron casi 10.000 bajas a cambio de la conquista de unos pocos centenares de metros.

  Tras el fracaso de las ofensivas, el frente se estancaría tanto en Helles como en Anzac, y ambos bandos se enterrarían en un sistema de trincheras como ya había ocurrido en Europa. Durante los meses siguientes no se produciría un intento serio de romper este estancamiento hasta la ofensiva de agosto.

Anuncios